Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El objetivo de este blog es unicamente difundir la palabra de Dios y proveer un medio sencillo y practico para ayudarnos unos a otros a crecer y mantenernos firmes en la fe que nos dejo Jesucristo, el Hijo de Dios.

¡Que viva El Salvador!

Publicado en 13 Enero 2010 por PALABRAS SENCILLAS in UNA CUCHARADITA AL DIA

¡QUE VIVA EL SALVADOR!

Cuando hay elecciones en un país, los seguidores del partido ganador se sienten satisfechos y confiados de que todo cambiara y que una nueva era les espera, se sienten seguros que de ahora en adelante las cosas se harán de una manera correcta, tienen fe en que el nuevo presidente les cumplirá todas sus expectativas y los protegerá de toda injusticia social, mejorando sus economías y la libertad de expresión. Ahora me hago una pregunta muy simple: ¿Por qué no podemos tener esa confianza y esa fe en Jesucristo?

LUCAS 2:9-14

Y he aquí,  se les presentó un ángel del Señor,  y la gloria del Señor los rodeó de resplandor;  y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis;  porque he aquí os doy nuevas de gran gozo,  que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy,  en la ciudad de David,  un Salvador,  que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales,  acostado en un pesebre. Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales,  que alababan a Dios,  y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas,  Y en la tierra paz,  buena voluntad para con los hombres!

angel-anuncia-a-pastores.png

Como nos complicamos la vida con trivialidades, lo peor de todo es que confiamos en las personas y en cosas materiales mas que en Dios, olvidamos que ahora somos perdonados y salvos gracias a la Sangre de Jesús, tenemos al Salvador del Mundo, que desde su nacimiento hasta Su regreso debemos sentirnos seguros, lo único que debemos hacer es saber comportarnos aquí en la tierra, aprender a convivir con los demás y mostrar el amor de Cristo en cada acción a cada momento y lugar.

Ahora que somos gobernados por el Espíritu de Dios, regocijémonos y dejemos de lado todo temor, angustia y dolor; apartémonos de la adoración al materialismo, saquemos de nuestras vidas todo sentimiento maligno. Ahora somos libres y más que vencederos, por la Gracia y Misericordia de nuestro Señor, que mando a su Hijo a vivir entre nosotros a morir para lavar nuestros pecados y entregarnos a una nueva vida en libertad.

Pon tu fe y confianza en  la Palabra de Dios, no en las leyes de los hombres, que en muchos casos se escriben a conveniencia de algunos y son aplicadas acorde a estatus sociales y posición económica; permite al Espíritu de Dios ilumine tu vida y familia, se feliz, gózate, pues ahora tenemos al Salvador del Mundo entre nosotros, en Espíritu y Verdad.  Dios te bendiga.

Comentar este post