Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog

El objetivo de este blog es unicamente difundir la palabra de Dios y proveer un medio sencillo y practico para ayudarnos unos a otros a crecer y mantenernos firmes en la fe que nos dejo Jesucristo, el Hijo de Dios.

El privilegio de ser mensajero

EL PRIVILEGIO DE SER MENSAJERO


Me imagino que has recibido mucha correspondencia personal, felicitaciones, negocios o deudas, en lo personal he recibido más estados de cuenta y facturas que cartas de amistad. Aun así, nunca he conocido a los mensajeros o carteros que llevan los mensajes escritos hasta mi casa u oficina o será que nunca les prestamos atención debida.

 

JUAN 1:6..9

Hubo un hombre llamado Juan, a quien Dios envió como testigo, para que diera testimonio de la luz y para que todos creyeran por lo que él decía. Juan no era la luz, sino uno enviado a dar testimonio de la luz.  La luz verdadera que alumbra a toda la humanidad venía a este mundo.

 

 Las personas tenemos la costumbre de creer todo lo que la gente dice, sin embargo cuando recibimos un  mensaje de Dios, ni siquiera le tomamos importancia peor aun ni siquiera lo vemos o escuchamos. Juan el bautista fue un mensajero de Dios para anunciar la venida del Mesías, del Hijo de Dios, pero nadie le presto atención a su mensaje mucho menos a su persona, no es que era significativa la personalidad de Juan, pero como siempre nos dejamos llevar más por el mundo, por las apariencias que por la esencia de las cosas.

El Señor vendrá pronto por nosotros, pero debemos estar atentos a las señales, a Su mensaje, a lo mejor no será Juan el que venga nuevamente como emisario de Jesús, pero de seguro si habrá mas de una señal cuando el tiempo este cerca.

El Señor no dice el tiempo en que vendrá, las escrituras dice:

2 PEDRO 3:10  Pero el día del Señor vendrá como un ladrón.

Entonces por eso mis hermanos debemos prepararnos espiritualmente. No significa que pasaras todos los días preocupado preguntándote ¿vendrá ahora o vendrá mañana?,  es que tu debes cambiar de actitud, cambiar esos hábitos pecaminosos y trabajar al servicio de los demás, así estarás sirviendo a Dios.

No significa que pasaras metido en la iglesia todos los días dándote en el pecho y  no logras entregar tu corazón de una forma sincera a Dios, mantienes tus pensamientos en el mundo, viendo como ganas mas dinero, como explotas mas a la gente o como te aprovechas de la ignorancia de las personas.

Ahora tenemos la Biblia, con la cual Dios nos revela y nos da su mensaje, esta en ti hacer caso omiso o prestar atención, cumplir y obedecer todo lo que el Señor allí nos dice.

Abre las puertas de tu mente y tu corazón al mensaje de Dios que nos ha dejado en Su Santa Palabra, lleva este mensaje a los demás, conviértete en un mensajero de Dios, compartiendo las Buenas Nuevas, no solamente seas un receptor del mensaje también se un emisor, un cartero o mensajero de la Palabra .

 

Dios te bendiga y te permita este día el privilegio de ser un mensajero de Dios. Feliz día.