Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El objetivo de este blog es unicamente difundir la palabra de Dios y proveer un medio sencillo y practico para ayudarnos unos a otros a crecer y mantenernos firmes en la fe que nos dejo Jesucristo, el Hijo de Dios.

Senderos de traicion (La imprudencia)

Publicado en 17 Noviembre 2009 por PALABRAS SENCILLAS in UNA CUCHARADITA AL DIA

SENDEROS DE TRAICION (La imprudencia)

 

Normalmente cuando se es adolescente, tendemos a cometer muchos errores, los cuales pretendemos esconder a los padres, aun sabiendo que nuestra actitud es incorrecta, que esta en contra de lo que ellos nos enseñaron, somos tan imprudentes que actuamos de manera impulsiva e irresponsable, que al final de cuentas se termina pagando caro.

 

JUECES 14:7-9

Descendió,  pues,  y habló a la mujer;  y ella agradó a Sansón. Y volviendo después de algunos días para tomarla,  se apartó del camino para ver el cuerpo muerto del león;  y he aquí que en el cuerpo del león había un enjambre de abejas,  y un panal de miel. Y tomándolo en sus manos,  se fue comiéndolo por el camino;  y cuando alcanzó a su padre y a su madre,  les dio también a ellos que comiesen;  mas no les descubrió que había tomado aquella miel del cuerpo del león.

 

El nacimiento de Sansón se sitúa dentro de una época en la que los israelitas eran oprimidos por los filiesteo. Un ángel de Dios se apareció a Manoa, de la tribu de Dan, en la ciudad de Zora, y a su mujer, que era esteril. El ángel les predijo que su hijo liberaría a Israel de los filisteos. Según él, la futura madre no debía tomar ni vino ni sidra ni comer nada impuro. De acuerdo al nazareato(Números 4:1-21), el hijo no debía cortarse el pelo; aun sabiendo todo esto Sansón viola uno de los principios básicos de su cultura como es acercarse a un ser inmundo y peor aun da de comer de la miel a sus propios padres.

No era que la fuerza de Sansón viniera de sus músculos, pero a el se le olvidaba que estaba de por medio la mano divina de Dios. En ocasiones se nos olvidan nuestros principios cristianos, se nos olvida quien es el que nos da la vida y la muerte; perdemos los sentidos cuando encontramos en la vida situaciones donde podemos sacar algún tipo de provecho, aunque para ello tengamos que violar nuestros principios éticos, morales y cristianos.

No olvidemos, que los dones los da Dios para que los pongamos al servicio de los demás y no para aprovecharnos de los demás, los dones no son para engrandecerte y presumir ante todos, sino al contrario para humillarte y honrar a nuestro Padre Eterno.

Dios te bendiga.

Comentar este post