Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El objetivo de este blog es unicamente difundir la palabra de Dios y proveer un medio sencillo y practico para ayudarnos unos a otros a crecer y mantenernos firmes en la fe que nos dejo Jesucristo, el Hijo de Dios.

Padres de fin de semana

Publicado en 26 Mayo 2010 por PALABRAS SENCILLAS in UNA CUCHARADITA AL DIA

PADRES DE FIN DE SEMANA  

estudiando11.jpgHay tantos problemas familiares hoy en día que no logramos comprender y nos hacemos muchas preguntas tratando de buscar y entender en que fallamos o estamos fallando para estar en esta situación de violencia tan caótica y deprimente que esta haciendo tanto daño a las familias y finalmente afecta a la sociedad.  Aparte de la desintegración familiar, que ya es bastante grave, nos encontramos con la falta de valores morales y cristianos, agreguemos a esto la  entrega al cien por ciento al trabajo y la poca comunicación en la familia, son factores que están afectando a la mayoría de la juventud; recordemos que al hablar de juventud estamos hablando de inexperiencia, arrebatos, inconciencia, estamos hablando de personas que aun no valoran muchas cosas; los jóvenes, mas cuando se les ha dado todo fácil, pierden la importancia de trabajar y luchar, no valoran el esfuerzo de los padres, pensando que el mundo les debe un favor  al existir, violando cualquier principio que se les haya enseñado, olvidándose de Dios.

 

1 SAMUEL 8:1-5

Aconteció que habiendo Samuel envejecido,  puso a sus hijos por jueces sobre Israel. Y el nombre de su hijo primogénito fue Joel,  y el nombre del segundo,  Abías;  y eran jueces en Beerseba. Pero no anduvieron los hijos por los caminos de su padre,  antes se volvieron tras la avaricia,  dejándose sobornar y pervirtiendo el derecho.  Entonces todos los ancianos de Israel se juntaron,  y vinieron a Ramá para ver a Samuel, y le dijeron: He aquí tú has envejecido,  y tus hijos no andan en tus caminos;  por tanto,  constitúyenos ahora un rey que nos juzgue,  como tienen todas las naciones.

 

No sirve de nada que nuestros hijos ganen títulos, que tengan una gran casa, un auto ultimo modelo o sean grandes empresarios, si en realidad pierden sus valores en el camino y cambian el amor de Dios, por el amor al dinero.

El Señor quiere que nos entreguemos totalmente a Su obra, a servirle y a seguirle, pero sin perder de vista a nuestras familias y amigos, no podemos hablar de amor sino tenemos a Cristo en nuestros corazones, tampoco podemos vivir cómodamente pensando de manera egoísta en la que pienso en salvarme yo únicamente. Si los padres no dan una buena orientación, capacitación y predican con el ejemplo a los hijos, lo más probable es que los hijos cometan muchos errores, a los jóvenes de hoy hay que enseñarles y explicarle sabiamente la Santa Escritura, no pretendas que con mandarlo a la escuela dominical a la fuerza o llevarlo a regañadientes a la iglesia el va a cambiar, debes ser muy inteligente para guiar a tus hijos, no te quieras ir por el camino fácil y pretender que alguien mas hará tu trabajo de padre o madre.

comer-en-familia.jpg

No es pasar con los hijos frente al televisor toda la tarde, tampoco hablar únicamente de los chambres de la colonia lo que va hacer tener una buena relación con ellos, no es de esta manera como van ha conocer de Dios, es importante mantener una comunicación muy cercana con los chicos y chicas, no basta solamente con hacerles leer la Biblia, leámosla con ellos y expliquémosles, de ser posible dale un mini sermón, que no pase de diez minutos y trata de acercarte al joven, dándole su espacio sin sofocarlo pero tampoco dejándolo solo a su libre albedrío.

 

Dios es nuestro Padre para siempre, aunque cometamos errores y fallemos, El siempre esta cerca para hacernos meter en cintura, lo mismo haz con tu hijo, no lo abandones, ayúdale, aconséjalo desde muy chico, para que cuando sea grande no se te haga mas difícil; recuerda que tu hijos aunque tu seas un buen cristiano, eso no es garantía que el lo será, por eso tu trabajo no termina cuando ellos se gradúan o se casan, los padres deben estar siempre pendientes, pero repito de manera sabia e inteligente, sin sofocarlos, si bien ellos ya tienen madurez y largos años en Cristo, tu debes estar al lado de ellos y asegurarte que no se aparten del Camino, y no es que lo hagas porque vayan a dañar tu imagen, sino que es parte de tu trabajo el hacer que tus hijos por muy mayores que estén siempre son tus hijos, tu haz tu parte, lo demás déjaselo al Señor.

Dios te bendiga.

Comentar este post