Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El objetivo de este blog es unicamente difundir la palabra de Dios y proveer un medio sencillo y practico para ayudarnos unos a otros a crecer y mantenernos firmes en la fe que nos dejo Jesucristo, el Hijo de Dios.

Quieres una segunda oportunidad

Publicado en 28 Mayo 2009 por PALABRAS SENCILLAS in UNA CUCHARADITA AL DIA

QUIERES UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Luego que Jonás fue tragado por el pez, Jonás hizo una oración a Dios pidiendo por su vida, El Señor le escucho e hizo que el pez vomitara a Jonás, posteriormente Dios mando de nuevo a Jonás a la ciudad de Nínive para que les anunciase que dentro de 40 días comenzaría la destrucción de la ciudad por sus maldades. Pero el pueblo se dio cuenta de su error y rápidamente tomaron una decisión muy importante y definitiva ante tal anuncio hecho por el Señor.


 

JONAS 3:5-10 
Y los hombres de Nínive creyeron a Dios,  y proclamaron ayuno,  y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos.
  Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive,  y se levantó de su silla,  se despojó de su vestido,  y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza hizo proclamar y anunciar en Nínive,  por mandato del rey y de sus grandes,  diciendo:  Hombres y animales,  bueyes y ovejas,  no gusten cosa alguna;  no se les dé alimento,  ni beban agua; sino cúbranse de cilicio hombres y animales,  y clamen a Dios fuertemente;  y conviértase cada uno de su mal camino,  de la rapiña que hay en sus manos. ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios,  y se apartará del ardor de su ira,  y no pereceremos? Y vio Dios lo que hicieron,  que se convirtieron de su mal camino;  y se arrepintió del mal que había dicho que les haría,  y no lo hizo.


Cuando el Espíritu Santo nos hace reconocer nuestro errores, debemos actuar inmediatamente, primero con una oración de arrepentimiento seguido de acciones concretas, no me refiero solamente a rituales religiosos , sino que tener la voluntad y la sinceridad de cambiar, Dios puede ver nuestro corazón y nuestros pensamientos mucho antes que nosotros los tengamos y no lo podemos engañar.


Como personas nos cuesta perdonar a alguien, no tenemos esa capacidad de amar incondicionalmente como Dios, juzgamos y calificamos de una manera tan tajante, que no permitimos segundas oportunidades, nos llenamos de tanto odio o rencor, que solamente  queda en nuestra mente el mal sabor de lo que nos hicieron y en algunas ocasiones, la venganza.

 

 

Quizás nos sintamos en ocasiones que hemos cometido muchos errores y ofensas contra Dios, pero no debes permitir que el enemigo te haga sentir que no mereces perdón o que no puedes tener una segunda oportunidad, tú debes confiar en Jesús, hablar humilde y honestamente con El, debes demostrarle que en realidad quieres cambiar. No te deprimas ni te sientas acorralado, deja que el Espíritu de Dios mueva tu vida, deja que sea el Señor quien gobierne tus pensamientos y sentimientos, que sea Cristo quien guíe tus pasos, pero no permitas que el enemigo haga de ti una persona miserable que te lleve por el camino de la amargura o te impulse hasta pensar en el suicidio, busca a Jesucristo,  porque con El  si puedes tener una nueva vida, una segunda oportunidad.


Lastimosamente las personas, siempre dejamos las cosas de Dios para segundo, tercero o ultimo lugar, nos importa mas nuestros deseos y placeres carnales, mas que alimentar el espíritu y alabar el Nombre de Dios, no te fijes en lo malo que hiciste, ahora solo piensa en arrepentirte y entregar tu vida a Cristo y a Su obra, te aseguro que recibirás una segunda oportunidad. Dios mando a su hijo a morir por nosotros, para perdonar nuestros pecados y darnos una segunda oportunidad de vida eterna. Dios te bendiga.                                                   

 
Comentar este post